Para la comunidad canaria supondría un hito histórico. Hasta ahora sólo hemos sido islas aisladas, una comunidad autónoma sin continuidad, geográficamente fragmentada y con un pueblo disperso. Al aprobarse esta ley de forma definitiva nos converteríamos en una comunidad unida, en un pequeño continente que abarcaría un solo pueblo, seríamos dueños entonces de nuestros propios horizontes. Dejaremos de ser islas y nos convertiremos en archipiélago

Victoriano Ríos Pérez,

Senado, 27 de febrero de 2003

Durante muchos años nunca nos imaginamos que se pusiese en duda la titularidad de nuestro mar; el mar de nuestras vivencias íntimas, el del devenir histórico, el que abarcamos con nuestra mirada desde cualquier punto de cada isla, el que nos consuela y nos acompaña. No imaginamos que ese, nuestro mar, no pudiera ser nuestro. En todo caso, el futuro está abierto.

Esta publicación no es un libro partidista ni un tratado de derecho marítimo, sino estrictamente el resultado de la recopilación de las iniciativas parlamentarias que se han debatido en las Cortes Generales de España. Además, se trata de una edición que persigue la reivindicación íntima de nuestro mar y la consecución de las mismas competencias que poseemos sobre las tierras firmes de nuestras Islas. En la voluntad del pueblo canario se encuentra la solución.